Por más vueltas que da el reloj, jamás vuelve la misma hora.

Buceando en la memoria, he llegado a los recuerdos más profundos. Algunos hacen daño, otros… me arrancan una lágrima y media sonrisa.

Hoy, por un instante, el tiempo me ha puesto la piel de gallina. Me aterra ver como todo va quedando atrás, como a veces me siento y espero a que las cosas que pasaron para siempre, vuelvan.

Hoy, por echar de menos, he querido el regreso de los días de colegio, de las preocupaciones de los juegos de recreo. De los bocadillos compartidos entre compañeros, de los días de fútbol con un batido por balón, de las mañanas que empezaban cargadas de libros a la espalda y acababan “salvadas por la campana”.

Hoy, por viajar al pasado, he cogido las maletas y me he plantado en los dieciocho. En la intensidad del primer amor, de los primeros retos, en las noches de estudiante que nunca acaban antes de la madrugada. En la alegría de los exámenes que se aprueban por los pelos. En los mil y un planes que se hacen en una tarde de café. En los sueños que se tienen despierto y que años después… te olvidaste de cumplir.

Hoy, a estas alturas, ¡tonta de mi!, descubro que por más vueltas que da el reloj, jamás vuelve la misma hora.

Dicen que si intentas cambiar las manillas moviéndolas hacia atrás, rompes el mecanismo. Debe ser que esta vida funciona igual y que el relojero que lo inventó sabía ese secreto. Sin más remedio, todo sigue. Algún día te sorprendes a ti mismo con las manos o la boina en la cabeza… y maldita sea… ¿quién sabe si ya es demasiado tarde?.

DSC_0920

Así hoy, en mitad de esta bendita locura, he decido romper las reglas del tiempo y volver a vivir, esta vez en la realidad, mis sueños.

No será fácil, todo apunta a que mi decisión quedará en lo que quedan los propósitos de año nuevo, las dietas de los lunes y las promesas que tropiezan con sacos rotos.

No será fácil, pero me encantan los retos, sobre todo los de medianoche sin las doces uvas. Los que si cumples cambian el rumbo de tu vida. Los que con un poco de suerte y muchas ganas, AÚN SE PUEDEN CUMPLIR.

Anuncios

Un comentario en “Por más vueltas que da el reloj, jamás vuelve la misma hora.

Para el tiempo y cuéntame

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s